Bolívar Sánchez, un investigador que atacó al crimen organizado

Visitas : 5.568

Bolívar Sánchez, un investigador que atacó al crimen organizado

SANTO DOMINGO.- Diversos sectores se han centrado contra el hasta hace unos días procurador general adjunto Bolívar Sánchez por su desempeño en un caso de una investigación de un narcotraficante en el que se pidió la intervención de varios números de teléfonos, y se incluyó uno que resultó ser de la entonces jueza de la Suprema Corte de Justicia, magistrada Miriam Germán Brito.

La acción saltó a la palestra pública porque en el Consejo Nacional de la Magistratura el procurador Jean Rodríguez cuestionó a la magistrada sobre la base de una supuesta carta anónima.

Sánchez había pedido su pensión hace varios años, pero fue en junio pasado cuando le fue concedida, lo que también ha sido cuestionado pese a tener unos 30 años de trabajo en el servicio público.

¿Pero cuál ha sido el desempeño de este procurador adjunto en sus funciones oficiales antes de verse envuelto en el incidente contra la magistrada Germán?

Durante años Bolívar Sánchez había sido uno de los principales investigadores del Ministerio Público y gracias a su pericia fueron esclarecidos importantes casos en los últimos años.

Posiblemente el primer caso que lo puso en el radar público y que confrontó estructuras de poder, fue cuando se decidió llevar hasta el final la investigación por el asesinato del periodista Orlando Martínez, en el que estaban involucrados importantes exjefes militares del régimen de los doce años de Balaguer.

Sánchez fue el investigador que junto a las autoridades estadounidenses localizaron en Estados Unidos a Mariano Cabrera Durán, quien ejecutó el disparo mortal contra Orlando Martínez. Lograron su arresto, extradición y luego su puesta en juicio junto a los demás sospechosos. Los juzgados fueron condenados y otros ya habían fallecido antes de terminar el proceso.

También fue el procurador adjunto que dirigió las investigaciones del caso José David Figueroa Agosto, un narcotraficante puertorriqueño que se instaló en el país y creó una de las más importantes estructuras criminales del Caribe.

Sánchez confrontó una estructura criminal que se había enquistado dentro de la propia Policía Nacional para apropiarse de drogas decomisadas y venderlas de manera local. Es el conocido caso DICAN (Dirección Central Antinarcóticos de la Policía), en la que su director de ese momento tenía un equipo que se robaba la droga decomisada y la vendía a grupos de narcotraficantes. Los cabecillas fueron llevados a juicio y condenados.

De igual manera fue el investigador principal en el caso Atiemar (Arturo del Tiempo Marquéz), un ciudadano español que llegó a tener tantas influencias sociales que llegó a visitar el propio despacho presidencial en el Palacio Nacional y entabló relaciones de intimidad con los principales jefes policiales y militares de la época.

Fue arrestado y condenado en España con un cargamento de cocaína que intentó introducir en el puerto de Valencia.

Contra el narco

Han sido mucho los narcotraficantes que terminaron en una cárcel o jefes de carteles locales que fueron extraditados gracias a investigaciones que en el Ministerio Público lideró Sánchez.

Uno de los más sonados fue el famoso “Caso Paya”, en el que 25 oficiales de la entonces Marina de Guerra se vieron involucrados en el tráfico de drogas y en la ejecución de cuatro personas de la comunidad banileja de “Paya”.

Otros casos que logró esclarecer y que habían estremecido a la sociedad dominicana fueron el del asesinato de la joven Emely Peguero por parte de su pareja, al esta negarse a abortar un hijo que habían procreado.

Marlon Martínez fue encontrado culpable del asesinato y su madre, Marlin Martínez, fue condenada por encubrirlo y ayudarlo a deshacerse del cadáver de Emely.

Uno de los casos de mayor trascendencia internacional investigado por Sánchez fue el del exnuncio Wesolowski, acusado de abuso sexual contra menores y el de su compatriota Padre Gil, de Santiago, con la misma imputación. Wesolowski, que tenía inmunidad diplomática, fue arrestado en el Vaticano para ser juzgado, pero falleció antes del proceso penal aunque ya había sido condenado a nivel clerical.

Gil está siendo procesado en su natal Polonia. Otro caso resuelto en esa misma esfera fue el del diácono Meregildo Díaz, que asesinó una pareja por razones pasionales.

Sin embargo, se vio envuelto en un conflicto cuando se descubrió que el teléfono de la magistrada Miriam Germán había sido intervenido y que para la Procuraduría conseguir una orden judicial su número se incluyó en el listado de números telefónicos de un caso de narcotráfico que estaba en investigación sin que el juez supiera que el mismo era de la magistrada.

Persecución Bahía de las Águilas.

Riesgo. Bolívar Sánchez también encabezó las investigaciones que pusieron en el radar a la banda de asaltantes encabezada por John Pércival Matos. Igualmente dio con los responsables de la muerte del periodista José Silvestre, asesinado por grupos rivales al narcotraficante Antonio del Rosario Puente (Toño Leña).

De los primeros casos en los que trabajó Sánchez se encuentra el de Bahía de las Águilas (Primera etapa 1997). Condujo, junto a un equipo de la Fiscalía del Distrito Nacional, la investigación y arresto de los responsables de una mafia organizada para robos de los terrenos de Bahía de las Águilas. Resultaron arrestadas 29 personas.

 

Otros casos

Historial

1—Mafia Pasaportes
Red de falsificación de pasaportes oficiales integrada por regidores y empleados de la Dirección de Pasaportes.
2—Herrán Mancebo
Asesinato del mayor de la Fuerza Aérea José Manuel Herrán Mancebo, ejecutado por dos sicarios contratados por el coronel FAD Pablo Velásquez.
3— Asalto a Vimenca
Asalto a vehículo de transporte de valores de la empresa Vimenca, donde fallecieron tres personas.
4— Mafia de Indultos
Red de empleados de la Dirección de Prisiones dedicada a gestionar indultos por dinero.
5—Asalto cárcel Najayo
Comando de civiles armados intentaron llevar a cabo una fuga masiva de reos, muriendo cinco personas.
6—Crimen Waikiki
Asesinato del ciudadano español Adolfo Justo Fernández Arellano (Waikiki) llevado a cabo por dos sicarios donde resultó arrestado Quirinito y Geovanny Antonio Padilla.
7— Fuga Quirinito
Investigación de la fuga de Pedro Alejandro Castillo Paniagua, mediante el uso de un acta de defunción falsa.
8— Prisiones
Procurador adjunto Mario Acosta, acusado de aceptar sobornos de un narcotraficante preso en cárcel de Najayo.
9- Caso Llenas Aybar
Asesinato del niño de 12 años José Rafael Llenas Aybar, a manos de un primo y un amigo de éste en el año 1996.

Visionrdn

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *