Juez ordena devolver $150 millones a 100 mil inmigrantes mayoría

Visitas : 106

Juez ordena devolver $150 millones a 100 mil inmigrantes mayoría dominicanos y brasileños estafados por TelexFree

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El juez de la Corte Federal de Bancarrota en Boston, Melvin S. Hoffman, ordenó a la empresa de origen brasileño TelexFree pagar como reembolso de sus inversiones $150 millones de dólares que serán distribuidos entre 100, 000 víctimas que pudieron demostrar con documentos y recibos que los ejecutivos que encabezaron la estafa pirámides, los estafaron y les robaron, engañándolos con falsas promesas.

El escándalo de TelexFree que tenía su sede principal en Estados Unidos en la ciudad de Marlborough en 2013 y 2014 en Massachusetts, explotó después que cientos de inmigrantes mayoritariamente dominicanos y brasileños radicados en ese estado hicieron las denuncias sobre la estafa “Ponzi” de la empresa.

En Massachusetts, TelexFree, logró reclutar a miles de sus víctimas a las que les estafó millones de dólares, dijeron los fiscales federales cuando uno de los principales ejecutivos fue arrestado por el FBI en Boston y su socio principal huyó a Brasil donde todavía permanece por no haber acuerdo de extradición entre el país sudamericano y Estados Unidos.

TelexFree también operó durante varios años en la República Dominicana, Italia y otros países de Europa.

El plan de compensación, desarrollado por Stephen Darr, el albacea designado por el tribunal de bancarrota hará una distribución inicial del 39 por ciento al 43 por ciento de los reclamos aprobados.

Darr, el síndico, confirmó al periódico Boston Globe que habían recibido $145 millones en una cuenta de depósito en garantía y se espera recibir otros $11 en los próximos días, esos fondos estarán disponibles para su entrega inmediata a las víctimas, luego de la aprobación de la disposición provisional del juez.

En la audiencia de confirmación ante el juez Hoffman, el abogado de los fideicomisarios pudo establecer, por preponderancia de la evidencia, que cada uno de los requisitos bajo la Sección 1129 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, se cumplió y por lo tanto, el tribunal no dudó en aprobar el plan de compensación y permitir a los fideicomisarios que procedan con la distribución de los fondos en las próximas semanas.

Giambrone actualmente representa a 1,826 demandantes en la demanda colectiva contra TelexFree, de los cuales 1,500 clientes tenían sus reclamos aprobados.

«Después de seis años de disputas legales, las personas que cayeron presas por el esquema piramidal de TelexFree de $3 mil millones recuperarán parte de su dinero», dijo la señora Gabriele Giambrone, socia gerente de la firma que supervisó personalmente la acción desde 2014. «El fallo del tribunal es un hito en un caso complicado con víctimas en Italia, Europa, Brasil y en todo el mundo».

La mayor parte del dinero para los pagos provino de la liquidación de los activos de TelexFree confiscados por el Departamento de Justicia en 2014. La aprobación del plan de Darr se retrasó debido a una prolongada lucha entre el Servicio de Impuestos Internos (IRS) y los fideicomisarios sobre los impuestos adeudados a el Gobierno de los Estados Unidos.

TelexFree inicialmente vendió planes de servicios de telefonía por Internet, pero se convirtió en lo que comúnmente se conoce como una pirámide o esquema Ponzi.

La mayor parte de su dinero provino de participantes que fueron persuadidos para comprar membresías, esencialmente pequeñas cuentas de inversión, con la promesa de grandes ganancias, aparentemente para publicar anuncios de TelexFree en Internet.

Los miembros recibieron créditos en sus cuentas por las publicaciones de anuncios, que según los fiscales fueron vistos por muy pocas personas, y bonos por reclutar nuevos participantes.

Los primeros participantes pudieron cobrar sus créditos, lo que atrajo a otros a poner dinero.

Los participantes existentes del plan se pagan con el dinero recibido de los nuevos participantes. Los esquemas de estafas Ponzi dependen del reclutamiento de más y más participantes para financiar los pagos e inevitablemente tales esquemas ya no son viables.

El esquema se derrumbó en 2014 cuando TelexFree no pudo traer suficiente dinero nuevo para pagar los créditos y bonos.

La compañía reclutó a muchos de sus miembros en Massachusetts en las comunidades brasileña y dominicana.

Casi un millón de personas perdieron dinero, ya que se estima que fluyeron $ 3 mil millones entre múltiples niveles de inversores y la compañía, dijeron los fiscales.

James Merrill, ex propietario de una empresa de limpieza que se convirtió en presidente de TelexFree, se declaró culpable de múltiples cargos de fraude electrónico en octubre de 2016 y acordó entregar más de $140 millones en activos. Fue sentenciado a seis años de prisión y tres años de libertad supervisada.

El socio comercial de Merrill, Carlos Wanzeler, huyó a Brasil después de que se presentaron cargos en su contra, y Estados Unidos ha estado intentando extraditarlo. Los fiscales dijeron en ese momento que Wanzeler estaba enviando personas al área de Boston para recoger unos $40 millones que había dejado allí.

Rocha llevó a las autoridades a rescatar $17.5 millones en efectivo almacenados en un cuarto de un edificio en Westborough.

Rocha fue sentenciado a 33 meses de prisión y un año de libertad supervisada después de declararse culpable de un cargo de conspirar para cometer lavado de dinero y un cargo de lavado de dinero.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *