La revista médica The Lancet pidió aclaraciones a los autores del estudio

Visitas : 1.013

La revista médica The Lancet pidió aclaraciones a los autores del estudio sobre la vacuna rusa contra el Covid-19

Tras la publicación de una carta abierta por investigadores que resaltaron irregularidades de los resultados presentados por la Sputnik V, la prestigiosa publicación científica dijo que seguirá de cerca la situación.

La revista científica The Lancet anunció este jueves que pidió aclaraciones a los autores de un estudio sobre la vacuna rusa contra el covid-19 que destacaba sus resultados prometedores, luego de que un grupo de expertos pusiera en duda sus conclusiones.

En una carta abierta a la prestigiosa revista médica el 7 de septiembre, el científico italiano Enrico Bucci cuestionó con el apoyo de una treintena de científicos la verosimilitud de los datos del estudio debido a posibles “incoherencias”.

El trabajo en cuestión, publicado el 4 de septiembre y financiado por el ministerio ruso de Sanidad, defiende que la vacuna, bautizada Sputnik V, desarrolla una respuesta inmunitaria sin efectos indeseables.

En respuesta a esta carta abierta, la revista británica “invitó a los autores del estudio a responder a las cuestiones planteadas” y aseguró seguir la “situación muy de cerca”.

Bucci, que trabaja y enseña en la Universidad Temple en Filadelfia, destaca en su carta abierta “potenciales incoherencias en los datos”, deplora la ausencia de los originales y estima que el artículo “presenta varios puntos preocupantes”.

En concreto, el científico italiano señala que en algunas pruebas los resultados son idénticos o muy parecidos entre los distintos voluntarios. Por ejemplo, presentan un nivel prácticamente idéntico de anticuerpos producidos por la vacuna, cosa que le parece “altamente improbable”.

En contraste, el doctor ruso Denis Logunov, al frente del equipo que desarrolló el antígeno, defendió su trabajo y aseguró que The Lancet había tenido acceso “a todos los datos recogidos durante las investigaciones científicas”, según la agencia de prensa pública RIA Novosti.

A su vez, el Centro Gamaleia, del que Lugonov es director científico adjunto, “rechazó categóricamente las acusaciones de un grupo de científicos sobre la falta de fiabilidad de los datos estadísticos”. Además, aseguró que se presentó el protocolo clínico completo y todos los datos recogidos en el trascurso de las investigaciones científicas.

Según Lugonov, “estos datos fueron sometidos a un control minucioso de los relectores de la revista que hicieron todas las preguntas necesarias (…) y obtuvieron respuestas exhaustivas”.

Esta misma semana, las autoridades empezaron a probar la vacuna entre 40.000 habitantes de Moscú. La fase de pruebas comenzó después de que en agosto se anunciara con pompa que Sputnik V había superado todas las instancias y estaba lista para ser aplicada a la población.

En la fase actual, la vacuna se aplica en las pruebas con una autorización especial por la que solo se puede administrar a personas de los grupos de riesgo y bajo un estricto control. Aseguran que genera inmunidad durante un período que puede alcanzar los dos años.

La Sputnik V es una vacuna denominada de “vector viral”: utiliza dos adenovirus humanos – responsables sobre todo de resfriados-, y los transforma para agregar el virus SARS-CoV-2, causante del covid-19.

Según la OMS, existen actualmente 35 proyectos de vacunas en el mundo que se hallan o están a punto de ingresar en la última fase de ensayos clínicos.

(Con información de AFP)

Visionrdn

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *