Al menos 19 muertos y 800 heridos mientras Colombia toma medidas enérgicas contra las protestas por la reforma fiscal

Al menos 19 muertos y 800 heridos mientras Colombia toma medidas enérgicas contra las protestas por la reforma fiscal

Los manifestantes en Colombia convocaron el lunes a una nueva manifestación masiva después de que 19 personas murieron y más de 800 resultaron heridas en enfrentamientos durante cinco días de manifestaciones contra una propuesta de reforma fiscal del gobierno.

Los manifestantes en Colombia convocaron el lunes a una nueva manifestación masiva después de que 19 personas murieron y más de 800 resultaron heridas en enfrentamientos durante cinco días de manifestaciones contra una propuesta de reforma fiscal del gobierno.

La oficina de la Defensoría del Pueblo de Colombia dijo que 18 civiles y un policía murieron en la violencia durante las protestas que comenzaron en todo el país el 28 de abril, mientras que 846 personas, entre ellas 306 civiles, resultaron heridas.

Las autoridades han detenido a 431 personas y el gobierno ha desplegado militares en las ciudades más afectadas. Algunas ONG acusaron a la policía de disparar contra civiles.

Ante los disturbios, el gobierno del presidente Iván Duque ordenó el domingo que la propuesta de reforma tributaria fuera retirada del Congreso, donde se estaba debatiendo.

Y el lunes, el ministro de Finanzas de Colombia, Alberto Carrasquilla, renunció y dijo en un comunicado que su presencia continua “dificultaría la construcción rápida y eficiente del consenso necesario” para una nueva propuesta de reforma. Rápidamente fue reemplazado por el economista José Manuel Restrepo, anteriormente ministro de Comercio.

A pesar de la retirada del proyecto de ley, que según los manifestantes empobrecería a Colombia en medio de la pandemia del coronavirus, un grupo paraguas conocido como Comité Nacional de Huelga convocó a nuevas manifestaciones el miércoles.

“La gente en las calles está exigiendo mucho más que el retiro de la reforma tributaria”, dijo en un comunicado.

Duque, cuyo índice de aprobación se ha desplomado al 33 por ciento, ha criticado el “vandalismo” de los manifestantes mientras el país lucha contra una letal segunda ola pandémica.

A pesar de eso, decenas de personas salieron a las calles nuevamente el lunes, protestando en la capital Bogotá, la ciudad noroccidental de Medellín, Cali en el suroeste y Barranquilla en el norte.

La mayoría de las manifestaciones, que comenzaron el miércoles pasado, comenzaron de manera pacífica antes de descender a enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas públicas.

El ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que la violencia fue “premeditada, organizada, financiada por disidentes de las FARC” y miembros del ELN.

Las FARC, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, los rebeldes de izquierda firmaron un acuerdo de paz con el gobierno en 2016 para poner fin a más de medio siglo de conflicto, dejando al ELN (Ejército de Liberación Nacional) como el último grupo guerrillero operativo en el país.

La reforma fiscal había sido fuertemente criticada por castigar a las clases medias en un momento de crisis económica.

El gobierno presentó el proyecto de ley el 15 de abril como una forma de financiar el gasto público.

El objetivo era generar US $ 6.300 millones entre 2022 y 2031 para reactivar la cuarta economía más grande de América Latina.

Afectada por las restricciones al coronavirus, la economía de Colombia se contrajo un 6,8 por ciento en 2020, su peor desempeño en medio siglo.

El desempleo alcanzó el 16,8 por ciento en marzo, mientras que el 42,5 por ciento de la población de 50 millones ahora vive en la pobreza.

El domingo, Duque dijo que redactaría un nuevo proyecto de ley sin los puntos más polémicos: una subida del IVA sobre bienes y servicios y una ampliación de la base de contribuyentes.

Mientras tanto, la ONG Temblores dijo que había registrado 940 casos de violencia policial contra civiles durante los disturbios y que estaba investigando la muerte de ocho manifestantes presuntamente atacados por la policía.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo que una persona fue asesinada por la policía en Cali, una de las ciudades más afectadas por la violencia callejera. 

El despliegue de militares a las calles ha causado alarma en Colombia.

Sesenta años de conflicto con los rebeldes en el campo han dejado a las autoridades mal preparadas para hacer frente a una acción militar urbana, como la emprendida durante las protestas.

Y el público no ha recibido amablemente la movilización, según el profesor de política pública de la Universidad Externado Eduardo Bechara, quien dice que los ciudadanos han visto el despliegue militar como una “represión”.

Anteriormente, 13 jóvenes murieron en enfrentamientos durante una manifestación contra la violencia policial en septiembre de 2020.

Otras 75 personas resultaron heridas por proyectiles presuntamente lanzados por la policía.

Los manifestantes estaban enojados por la muerte de Javier Ordóñez, de 43 años, mientras era sometido a una brutal golpiza por parte de un oficial.

por Lina Vanegas, AFP

La entrada Al menos 19 muertos y 800 heridos mientras Colombia toma medidas enérgicas contra las protestas por la reforma fiscal se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *