Muerte a tiros de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve al país

Muerte a tiros de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve al país

  • Cadáveres de Elisa Muñoz y Joel Díaz están en morgue del Inacif y serán entregados este jueves
  • Abinader pide perdón a nombre del Estado y promete que transformará y depurará la Policía Nacional

SANTO DOMINGO, RD.- En lo que parecía ser una noche de regocijo para la pareja de esposos Elisa Muñoz, de 33 años, y Joel Díaz, de 37, se convirtió en una masacre tras recibir una lluvia de tiros y perder la vida a la altura del kilómetro 45 de Villa Altagracia por parte de agentes de la Policía Nacional, lo que ha consternado a gran parte del país.

Junto a esta pareja, que había salido de un culto de la “Iglesia Misionera Esperando a Cristo”, de Villa Mella, que tiene una capilla en Los Ganchos, provincia San Cristóbal y se dirigían a Santo Domingo, viajaban Claudio Alberto Ramírez, pastor y predicador del centro religioso, herido en la espalda, y Carlos Pérez, quienes salvaron la vida de milagro, y fueron despachado del Destacamento de la Policía Nacional de Villa Altagracia, luego de ser interrogados.

El Ministerio Público anunció que pedirá un año de prisión preventiva contra los agentes involucrados en el homicidio y que el caso sea declarado complejo.

De acuerdo con Smirna Vanessa Rodríguez, amiga de los esposos, Sael Díaz, el hermano del fallecido, le informó que los cadáveres de la pareja se encuentran en la morgue de la Unidad del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) que funciona en el cementerio Cristo Redentor y lo entregarán a los familiares este jueves en hora de la mañana.

La madre de Elisa, Emérita Marte, de 54 años, quien vive en Los Mina y es ama de casa, pidió al “presidente Luis Abinader justicia sobre este hecho”.

Marte, llorando y sin ánimo para hablar, consideró como una “falta grave” de los agentes de la Policía actuantes en el caso el no fijarse contra quien disparan.

El padre de Joel, Eusebio Díaz, de 61 años, quien se dedica a la construcción y vive en la capital, dijo que “su hijo tenía 37 años y que prefiere esperar la versión de la Policía, antes de opinar sobre este hecho”.

Indicó que ellos tenían unos dos meses de casados y que la madre de Joel, Cándida Ferrer, se encuentra en Panamá, está enterada de la muerte de su hijo y vendrá al país.

El pastor Freddy Rosario y el reverendo José Bidó Baquero mostraron a Diario Libre la tarde de este miércoles el lugar donde ocurrió el hecho alrededor de las 10:30 de la noche del martes, y fue encontrado un casquillo de bala, un celular pequeño (de los denominados maquito), un ambientador para vehículo, una mascarilla negra y un pedazo de bómper, al parecer del vehículo de la pareja. Estos artículos encontrados en el lugar del hecho frente quedaron en manos del pastor Bidó Baquero, quien informó “lo entregará a las autoridades para sus investigaciones”.

En Villa Altagracia existen entre 160 a 170 iglesias que están unidas en la lucha de que se haga justicia sobre este hecho, del cual resultó muerta dicha pareja que había salido de un culto, al parecer por una confusión de los agentes de la Policía.

En el interior del vehículo baleado de la pareja, un Kia K5, blanco, placa número A823239 había unos lentes del lado del conductor, de Elisa, según una amiga de la iglesia que la conocía, un par de zapatos negros de hombre en el asiento del lado del conductor, una cantina redonda de plástico, un carnet y manchas de sangre.

El presidente de la República, Luis Abinader, ordenó la suspensión y sometimiento a la justicia de los agentes que mataron a Muñoz y Díaz.

Mientras el director general de la Policía Nacional, mayor general, P.N.,Edward Ramón Sánchez González, dijo que “nuestra institución lamenta profundamente el incidente, se solidariza con la familia, así como con la comunidad evangélica a la que pertenecían. Inmediatamente se ordenó la investigación, Asuntos Internos, Inspectoría General, de la mano del Ministerio Público, cuidando el debido proceso, se están haciendo las pesquisa que darán al traste del esclarecimiento de este hecho”.

Proclamó que “nosotros afirmamos nuestro firme compromiso de actuar apegado siempre al debido respeto de los derechos humanos y actuaciones profesionales cuando se produzca algún exceso”.

Agentes involucrados

Por la comisión de los homicidios están siendo señalados el segundo teniente Victorino Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, y los rasos Antonio Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís, quienes formaban parte de la Policía Preventiva.

Indignación y dolor

Desde que se dio a conocer la noticia, las expresiones de indignación y dolor no han parado en las redes sociales y otros medios de comunicación. El propio presidente de la República, Luis Abinader, mostró su dolor por el crimen y llamó a los familiares de las víctimas y les pidió perdón a nombre del Estado.

“En este Gobierno, la vida humana es sagrada y no vamos a tolerar que la violencia nazca de las propias fuerzas que deben combatirlas”, dijo el mandatario en el Palacio Nacional.

Luego en su cuenta de Twitter hizo la publicación pidiendo perdón. “Acabo de conversar con los padres de Elizabeth, les pedí perdón en nombre del Estado dominicano, condolencias sentidas en nombre de mi familia, y les aseguré mi compromiso con la transformación y depuración de nuestra policía. No permitiremos excesos”.

Mientras que la exvicepresidanta, Margarita Cedeño, deploró el crimen expresando en su cuenta de twitter que “no hay confusión alguna que nos permita entender la muerte de Elizabeth (Elisa) y Joel. Es un hecho que nos hiere en lo más profundo del corazón. ¡Qué Dios los reciba en su santo seno y otorgue paz a sus familiares!”, escribió la exfuncionaria.

Otro que se expresó al respecto fue el exdirector del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany, quien citó las palabras de la madre de Elisa: “Ahora voy a recoger el cadáver de mi muchacha, pero yo espero que sea mentira, yo espero que esté viva“.

“Condenamos el exceso policial que dio al traste con la vida de una pareja de esposos cristianos en Villa Altagracia, por lo que estamos disponiendo una profunda investigación del confuso incidente”, fueron las palabras del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez (Chú).

Matías Bosch Carcuro, nieto de Juan Bosch y presidente de la Fundación Juan Bosch, calificó el hecho como un “vil asesinato”.

“No fue una tragedia: fue un vil asesinato. No es solo que confundan un auto con otro: es que actúen como banda de ejecución con licencia estatal. Lo hacen todos los días: ante delitos con ejecuciones extrajudiciales, ante ciudadanos “cumpliendo órdenes” o eliminando “amenazas””.

El excandidato a alcalde del Distrito Nacional, Bartolomé Pujols, también habló sobre el crimen deplorando el accionar de la Policía. “A solo 1 día de salir un informe sobre DDHH que da cuenta de las ejecuciones extrajudiciales ocurre esta vaina. La Policía hizo metástasis”.

La periodista Alicia Ortega se mostró compungida por el crimen. Dijo que la población está impotente.

“La tragedia de esta pareja ha estremecido al pueblo dominicano. Todos nos sentimos indignados e impotentes. Es preocupante que confundan el auto de gente inocente con el de unos delincuentes. Es una vergüenza nacional”, opinó.

“Ese hecho criminal debe investigarse en profundidad: ¿quién coordinaba el operativo con retén en esa zona? ¿ a quién perseguían que eran tan peligrosos, que inmediatamente dispararon?…¿es qué hay sectores quiere crear mayor inseguridad? ¿ por qué motivo? Hay modo operendi…”, posteó Pelegrín Castillo, dirigente político de la Fuerza Nacional Progresista (FNP).

Muerte a tiros de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve al país

El pastor Freddy Rosario y el reverendo José Bidó Baquero muestran artículos encontrados en el lugar del homicidio de la pareja.

La entrada Muerte a tiros de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve al país se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *