Por qué bajó la edad promedio de camas de terapia intensiva en la segunda ola de COVID-19

Por qué bajó la edad promedio de camas de terapia intensiva en la segunda ola de COVID-19

Uno de los fenómenos más llamativos de esta segunda ola de coronavirus es la baja en la edad promedio de la ocupación de camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en la Argentina.

Según el último parte de la situación sanitaria del coronavirus en nuestro país, relevado por el Ministerio de Salud, hay 4805 pacientes que ocupan camas UTI, lo que significa el 66,5% del total disponible.

“El promedio de edad hoy es menor de 60 años, incluso hay lugares donde tenemos pacientes de 40, 45 años con cuidados intensivos. El año pasado la media que nosotros teníamos era de alrededor de 70 años”, explicó Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI). Según el último estudio realizado por la SATI el 16 de abril pasado, del que participaron 163 UTI’s de todo el país, 84 (52%) públicas y 79 privadas que representan 3.332 camas, la edad promedio de los pacientes internados en esos cuidados críticos fue de 53 años (más menos 8 años).

“La explicación que encontramos de esto es que los jóvenes y adultos jóvenes son los que más circulan -por trabajo, estudio, reuniones sociales- y los que todavía no se vacunaron, salvo alguna excepciones con comorbilidades”, sostuvo Reina. Y continuó: “En cambio, los mayores de 80 -que el año pasado tuvimos muchos-, hoy se están cuidando muchísimo y la mayoría ya están vacunados”. “En principio éstas serían las razones que identificamos; aún no tenemos claro si hay alguna incidencia de las variantes nuevas en esta disminución de la edad de los casos graves”, sostuvo.

Según los datos oficiales, de acuerdo al análisis de la proporción que representan las diferentes franjas etarias en las UTIs desde comienzos del año hasta hoy, los menores de 50 años representaban el 10,9% de las camas en la primera semana del año, mientras que actualmente (semana epidemiológica 15) representan el 21%.

El rango de 50 a 69 se mantiene prácticamente en la misma proporción: la semana 1 del año significaban el 44,2% y la semana 15 (12 al 19 de abril) el 42,9%, mientras que las personas de más de 70 años pasaron de representar el 44,9% al 36,1% en el mismo período.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud, hasta ayer se encuentran vacunados en todo el país el 41% de la población entre 60 y 69 años, el 77% de los que tienen en 70 y 79 y el 72% de los de mayores 80 con al menos una dosis. “La baja de la edad respecto del año pasado de los pacientes en cuidados intensivos es entre una y dos décadas”, aseguró por su parte la médica infectóloga Elena Obieta, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y Jefa del Servicio de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la Municipalidad de San Isidro.

La especialista explicó que cada vez hay más gente joven internada. “Tenemos gente joven contagiándose mucho. Hemos visto una mujer de 24 años desaturando oxígeno, de 16 años en terapia, sin comorbilidades. Esto se explica por la gran cantidad de casos; si hay 100 casos y la probabilidad de que una persona joven se enferme de gravedad es del 0,2% es posible que no aparezca ninguno; pero si en lugar de 100 hay 10 mil casos, entonces puede ser que tengas dos”, precisó Obieta.

Y agregó: “Otro tema es que durante este año la mayoría de las personas de más 80 años se cuidaron mucho, se quedaron en sus casas y se adaptaron; en cambio los de más de 60 ó 70 que están bien, al principio se cuidaron un poco y después comenzaron a circular, muchos siguen trabajando, la mayoría están activos”. “A esta franja (de 60 a 79) se le suma que muchos todavía no están vacunados, entonces son los que quedaron más expuestos a enfermarse gravemente”.

Lautaro De Vedia, infectólogo e integrante de la SADI y médico del Hospital Muñiz, explicó que en ese centro de salud que la edad promedio no bajó significativamente respecto al año pasado.

“Esto no implica que no tengamos casos de personas jóvenes. De hecho, tenemos un chico de 25 y una persona de 40 años en este momento con cuidados intensivos; ahora, cuando saco el promedio en el hospital, no me da muy diferente al del año pasado y ronda en los 58 años”, detalló. No obstante, a nivel observacional, De Vedia sí detectó un menor ingreso de los mayores de 80 años. “Por un lado, la mayoría ya está vacunado; por el otro, son y siempre fueron los que más se cuidan”, concluyó.

La entrada Por qué bajó la edad promedio de camas de terapia intensiva en la segunda ola de COVID-19 se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *