LF propone países ricos ayuden a enfrentar covid-19


Visitas :
1.261

LF propone países ricos ayuden a enfrentar covid-19

SANTO DOMINGO, RD.- Si no se presta asistencia financiera en términos blandos, la recuperación económica será más larga, y las consecuencias serán las protestas y la inestabilidad política.

El expresidente Leonel Fernández consideró que las grandes potencias deberían crear un fondo global de cooperación o solidaridad, para ayudar a los países de economías más desfavorecidas a enfrentar las secuelas económicas de la pandemia covid-19.

Al hacer el planteamiento expresó que en estos momentos ningún país está en condiciones de superar el impacto de la enfermedad, que se originó en China, y en el transcurso de siete meses ha cobrado la vida de más de un millón de personas en todo el mundo, y el cierre de cientos de empresas con el consecuente despido de empleados.

Almuerzo del grupo de Comunicaciones Corripio. Leonel Fernadez y otros miembros de la Fuerza del Pueblo. Jorge Gonzalez

Fernández, quien ofreció las declaraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, planteó que de no crearse el referido plan de asistencia financiera, podría producirse un clima de inestabilidad política en América Latina y en otras regiones.

“La propuesta nuestra es que tiene que producirse un fondo global de solidaridad y cooperación, a través de un paquete económico que incluya la reprogramación de la deuda, que las deudas de corto plazo puedan convertirse en deudas de mediano y largo plazo, que pueda haber una reducción en el pago de intereses, condonación de deudas, concesión de préstamos concesionales y donaciones.

“Esos préstamos concesionales y donaciones se podrían financiar a través de los 700 trillones de dólares que tiene la banca financiera global, y que representan la riqueza del mundo”.

Fernández aclaró que su propuesta no implica que se le impongan gravámenes a esos fondos, sino que los intereses generados en un año vayan a un fondo común, a ser financiados por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo, y la Corporación Andina de Fomento.

“Esos fondos deben ser recapitalizados con los intereses generados en el sistema financiero global, y a partir de ahí poder ir en auxilio de nuestros países, a los fines de que puedan tener una macroeconomía estable, y que eso sirva de incentivo para el crecimiento”, dijo Fernández.

A su entender, si ese tipo de asistencia no se aplica, la recuperación va a ser larga en el tiempo, angustiosa, y va a generar problemas de carácter social, y desestabilización política.
“Si no ocurre lo que estamos planteando, eso lo vamos a comenzar a ver en el primer trimestre del año próximo, protestas en todos los países de América Latina”, refirió.

Fernández expresó además que la crisis económica de este momento es, de alguna manera, la continuación o colapso de la crisis global que se arrastra desde 2012.

Situación República Dominicana. Fernández explicó que el país pudo enfrentar con menores riesgos la crisis de 2012 porque no se desplomó el turismo, las zonas francas crecieron, igual que las remesas, el petróleo tuvo bajas significativas y el oro subió de precio.

“Entonces esa combinación de factores hizo que se aumentara la captación de dólares”.
Pero ahora el panorama es más desolador, ya que por la caída de los ingresos se proyecta un déficit fiscal de 9,5% del PIB para el cierre de 2020.

“Por vez primera el presupuesto de la República Dominicana llega al billón para el 2021, es un presupuesto que en su mayoría tiene que ser financiado, porque antes de la crisis había que financiar el 25%, probablemente ahora alrededor de un 45%, y eso es insostenible en el tiempo.

“De manera que un gran reto que tenemos en República Dominicana es cómo enfrentar esta situación post covid”. En ese sentido refirió que la tabla de salvación para todas las economías es la creación de una vacuna contra la enfermedad para poner fin a su propagación.

“Solamente la vacuna va a permitir retornar a una situación de reapertura de la economía, y con esa reapertura total nos podremos ver con el turismo, las zonas francas, las remesas a plenitud, sin eso vivimos la época de la incertidumbre en el país y el resto del mundo”.
Desafíos para el Gobierno. El impacto de la pandemia en República Dominicana no es distinto a los demás países: confinamiento, caída de los ingresos por cierre temporal de sectores de la economía, desempleo, e incertidumbre.

Para mitigar esos estragos, desde la administración del expresidente Danilo Medina se ejecutó un plan de asistencia a grupos de menores ingresos, y a las empresas para que pudieran pagar a los empleados suspendidos.

El presidente Luis Abinader mantendrá esos planes hasta diciembre, y a partir de ahí el futuro es incierto, aunque su equipo económico tiene cifradas las esperanzas en la reapertura del turismo, el principal motor de la economía dominicana.
En ese contexto el expresidente Fernández planteó que, en tiempos de crisis, es recomendable que los gobiernos aumenten el gasto público, para así compensar la reducción de las inversiones de parte del sector privado.

“Al cierre de este año el déficit fiscal del país rondara 9,5% del PIB, y eso es mucho. De manera que en momentos de crisis lo que el pensamiento económico propone es aplicar políticas anticíclicas que incrementen el gasto público, porque la inversión privada no se va a producir, tiene que ser el Estado.

“Eso comenzó a verse desde la gran depresión de la década de 1920, cuando el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt aplicó políticas de incremento del gasto público, y fue el gasto público el que permitió superar la situación de depresión en que había caído la economía norteamericana y la mundial”, expresó el exmandatario.

Fernández se opone venta planta PC
En este momento no se ven claras las razones expresadas por el Gobierno para vender las acciones de la planta generadora de electricidad Punta Catalina, afirmó el expresidente Leonel Fernández.

Al ser consultado sobre las intenciones del Gobierno, que está presionado por la caída de los ingresos como consecuencia del impacto económico de la pandemia covid-19, Fernández dijo que la magnitud de esta crisis es tan grande que habría que venderlo todo.
“¿Para qué venderle esas acciones de Punta Catalina al sector privado, qué se va a hacer con eso”?, se preguntó el exmandatario.

Al tratar el tema recordó el proceso de capitalización de las empresas públicas, que llevó a cabo en su primer mandato presidencial (1996-2000).
“Nosotros acogimos el modelo de la capitalización, mediante elcual primero se hacía un estudio de valor de mercado de los activos y se estimulaba al sector privado a hacer inversiones equivalentes al valor de esos activos, por lo cual nunca se producía la enajenación del bien público.

“En algunos casos solamente hacíamos eso, cuando la empresa no estaba en capacidad, por sí misma, de mantenerse. Pero aquellas instituciones del Estado que eran rentables era impensable. Lo que se pretendió con la capitalización entonces fue reducir los subsidios y darle mayor valor a esos activos”, refirió.

La planta de generación Punta Catalina se construyó en el Gobierno de Danilo Medina, y su inversión está estimada en más de 2,000 millones de dólares.

ZOOM- Presupuesto 2021
El expresidente Leonel Fernández consideró que el Gobierno no debió someter un proyecto de Presupuesto General del Estado con una serie de cargas impositivas que, además, fueron rechazadas por toda la población.
“Me parece que la forma en que se manejó fue inadecuada, de ahí vino la reacción en los medios de comunicación y otros sectores de la vida nacional”.
“Si se va a hacer una reforma tributaria hay que discutirlo en la sociedad, de hecho, la Estrategia Nacional de Desarrollo prevé un pacto fiscal, y ese pacto debió haberse realizado en el pasado Gobierno, cuando los vientos soplaban a favor”.
Reforma fiscal
Fernández planteó que, dada la incertidumbre económica que se vive en estos momentos, no es oportuna una reforma fiscal, como planteó el presidente Luis Abinader al momento de anunciar que retiraría del proyecto de Presupuesto los impuestos que habían sido incluidos.
“Cuando la economía está estancada, cuando la situación mundial es de contracción, establecer impuestos no estimula la inversión y el crecimiento. El momento para haber hecho esa reforma pasó, y faltó diligencia y responsabilidad de las autoridades”.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *