PRM, un fenómeno político convertido hoy en el partido mayorita

SANTO DOMINGO, RD.- Los partidos Revolucionario Moderno, PRM, de la Liberación Dominicana, PLD, y La Fuerza del Pueblo –los tres surgidos de las entrañas del legendario Partido Revolucionario Dominicano, PRD- configuran la nueva correlación de fuerzas que se enfrentarán en el escenario político nacional, el primero en el poder y los otros dos en la oposición, a partir de la instalación del nuevo gobierno, el 16 de agosto próximo. 

Con apenas seis años de fundado, el PRM se ha convertido en la principal organización política de la nación al lograr desplazar a un poderoso PLD que disfrutó del poder 20 de los últimos 24 años de vida democrática, tras ganar limpiamente el pasado 5 de julio unas tensas y accidentadas elecciones signadas por la pandemia del  coronavirus y una aguda crisis económica en ciernes.

En el otro extremo, el PLD y la Fuerza del Pueblo -el primero en proceso de reorganización y el segundo procurando una estructuración dirigencial, ideológica y programática- se preparan para una nueva lucha cara a cara, esta vez por asumir el liderazgo de la oposición al gobierno que presidirá Luis Abinader. 

En estas elecciones el PRM, fundado el 9 de septiembre de 2014 tras la división que sufriera el PRD luego de la derrota electoral de 2012 frente a Danilo Medina, dio un salto cuantitativo gigante al pasar de 26,82 por ciento en las elecciones de 2016 a un 48,90 por ciento en las del 2020, mientras el PLD de un 50,22 por ciento cayó a un 32,97 por ciento. Abinader ganó las elecciones del 5 de julio con un 52,52 por ciento con un total de 2,154,866 votos, apoyado en los sufragios que le sumaron los partidos aliados (en 2016 el PRM obtuvo 1,611,276 votos para un 33,99 por ciento), mientras Gonzalo Castillo, por el PLD, acumuló 1,537,078 votos, al sumársele los de los aliados alcanzó un 37,40 por ciento (en 2016 el PLD, con Danilo Medina como candidato en reelección, obtuvo 2,847,964 votos para un 61,74 por ciento).

La Fuerza del Pueblo, en su debut en elecciones nacionales –se fundó tras la salida de Leonel Fernández del PLD en octubre de 2019 y fue reconocido oficialmente el 7 de diciembre de 2019-, obtuvo 233,538 votos en el nivel presidencial para un 5,69 por ciento. Fernández, como candidato presidencial de la alianza en que participó, personificada por el Partido Reformista Social Cristiano, PRSC, totalizó 365,226 votos. Esa alianza acumuló un 8,90 por ciento de la votación general presidencial.

Reestructuración y ‘estructuración’ 

El PLD apalastrado por la renuncia de Leonel Fernández y un grupo significativo de dirigentes y militantes y la derrota electoral de marzo y julio de este año obligan a la organización a una profunda autocrítica y reorientación, ahora en la oposición, con una reestructuración importante de de su dirigencia.  Danilo Medina se visualiza como el lider máximo del partido en estos momentos y se estima que asumirá la presidencia del PLD en la renovación de su Comité Político y Comité Central, uno de los puntos esenciales del Congreso partidario pendiente de iniciarse en noviembre de este año. 

Sin embargo, el lanzamiento de varios aspirantes presidenciales con motivo de las primarias internas de octubre pasado, algunos con pontencialidades de cuajar –Francisco Dominguez Brito, Andrés Navarro pero también Francisco Javier García, Margarita Cedeño de Fernández, por ejemplo- abren muchas expectativas sobre la recomposición de fuerzas en el partido, dada situación constitucional que mantiene impedido a Danilo de poder participar nueva vez como candidato presidencial.  Fernández, de su lado, tratará encarrilar La Fuerza del Pueblo en el epicentro de la lucha política que se abre con la instalación del nuevo Gobierno, procurando llevar la voz cantante como líder de la oposición, basado en sus credenciales de tres veces presidente de la nación y por muchos año presidente y lider del PLD. 

Sin embargo, la Fuerza del Pueblo tiene primero que definir su línea ideológica, su plataforma política de cara a la sociedad y los poderes fácticos, la escogencia de sus cuadros directivos y plan de organización a nivel nacional en procura de lograr un crecimiento cuantitativo que obligue a colocarlo en el tablero de referencia y discusión sobre la concertación de los problemas nacionales. 

 La decisión sobre el posicionamiento de la Fuerza del Pueblo, como partido ‘mayoritario’ o ‘minoritario’ y de ahí su capacidad económica, será trascendente para la estructuración de la organización.  Los resultados de los procesos de reestructuración y estructuración del PLD y de La Fuerza del Pueblo, avivará la previsible confrontación entre Leonel Fernández y Danilo Medina –de éste asumir el liderazgo y la  presidencia del partido- por encabezar de la oposición y por  posicionarse como el competidor principal del PRM para las nuevas contiendas electorales.

 ‘mayoritarios’ y ‘minoritarios’ 

 Asimismo, las autoridades electorales, tanto la Junta Central, JCE, como el Tribunal Superior, TSE, deberán definir de una vez por todas la forma de establecer el posicionamiento de los partidos tras los procesos de votación, ya que el tema ha sido bailoteado de arriba para abajo, afectando tres situaciones: a) si un partido mantiene su personería jurídica por haber logrado o no el nínimo del uno por ciento de los votos o haber ganado una posición electiva ya sea en el nivel congresual o municipal; b) si se ubica entre los ‘mayoritarios’ por haber alcanzado el cinco por ciento o más de los votos lo que determina la cantidad de dinero que recibe de los fondos que entrega el Estado para sus actividades partidarias y c) cual es el posicionamiento o número a ocupar en la casilla de la boleta electoral de las próximas elecciones. 

En este aspecto, la JCE y el TSE han estado enfrentado en ocasiones diferentes sobre la interpretación de la ley en esta materia, ya que uno establece que estas posiciones se determinan por la votación obtenida por un partido y/o organización política en el nivel presidencial y el otro que el porcentaje se determina del promedio resultante de la sumatoria obtenida por el partido u organización política en los tres niveles de votación: presidencial, congresual y municipal.

 Si se asume el posicionamiento de los partidos por los votos obtenidos en el nivel presidencial par a las elecciones del 2020 el PRM (48,70 por ciento), el PLD (32,97 por ciento) y la Fuerza del Pueblo (5,9 por ciento) serían los tres partidos ‘mayoritarios’ que ocuparán las posiciones uno, dos y tres en las boletas electorales de los próximos comicios y los que recibirían, prorrateado entre ellos en partidas iguales, el 80 por ciento de los fondos del Estado que se destina a los partidos reconocidos. El restante 20 por ciento de los fondos del Estado se distribuye entre los ‘minoritarios’ que mantengan el reconocimiento. 

Pero si se decide el sistema de promedio, resultante de la acumulación de votos de los tres niveles –presidencial, congresual y municipal-, el PRM (43,38 por ciento) y el PLD (32.82 por ciento) serían los únicos ‘mayoritarios’ ya que la Fuerza del Pueblo quedaría con un porcentaje de 4,25 por ciento, aunque mantendría su pesonería juridical (por obtener más del uno por ciento de los votos y varios puestos al Congreso y los municipios) y ocuparía la casilla tres, de todos modos. 

Las organizzaciones políticas que además del PRM, PLD y La Fuerza del Pueblo mantedrán su personería jurídica -según el boletín de las votaciones emitido por la JCE-, de acuerdo a las disposiciones del artículo 75 de la Ley de Partidos  que indica que pierden su personería los partidos y/o agrupaciones que no alcancen el uno por ciento de los votos o que no hayan obtenido representación congresual (senadores y diputados) y/o municipal (alcalde, regidor, Junta Municipal y/o vocal), serán el PRD (3,97 por ciento de los votos), PRSC (3,24 por ciento)Alianza País (1,29 por ciento y Dominicanos por el Cambio (1,15 por ciento).  

Por debajo del uno por ciento de los votos quedaron 19 partidos: Bloque Institucional Social Demócrata (BIS) 0.99%, Partido Cívico Renovador (PCR) 0.87%, Partido Humanista Dominicano (PHD) 0.84%, Frente Amplio 0.76%, Movimiento Democrático Alternativo (MODA) 0.74%, Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD) 0.73%, Partido de Unidad Nacional (PUN) 0.72%, Alianza por la Democracia (0.59%), Partido Acción Liberal (PAL), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC) 0.41%, País Posible 0.40%, Unión Demócrata Cristiana (UDC) 0.40%, Partido Popular Cristiano (PPC) 0.40%, Fuerza Nacional Progresista (FNP) 0.28%, Partido Demócrata Popular (PDP) 0.27%, Partido Revolucionario Independiente (PRI) 0.23%, Partido Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC) 0.19%, Partido Demócrata Institucional (PDI) 0.15%.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *