¿Cómo diferenciar picaduras de pulgas, de chinches y de mosquitos?

Durante el verano, los insectos suelen aumentar en número y en diversidad. Además, nuestro tipo de ocio también cambia, ya que frecuentamos más las playas y los campings en el bosque. Nos exponemos a una gran variedad de organismos, por lo que diferenciar picaduras puede ser complejo.

Los síntomas que acompañan a estos picotazos son similares. Por ejemplo, es normal que causen prurito, enrojecimiento, ardor, hormigueo e incluso dolor. El hecho de saber diferenciar entre los ataques de pulgas, chinches y mosquitos puede ayudarnos a encontrar la solución. Te explicamos cómo hacerlo.

Cómo diferenciar picaduras de chinches

Las chinches de cama son un tipo de insecto que forman parte de una familia llamada Cimicidae. Suelen parasitar a los humanos, pero también se hospedan en ratas, palomas y algunos animales domésticos.

El problema de las chinches es que la mayoría de las personas desconocen su existencia o las asocian a condiciones de pobreza, cuando no es así. Este insecto puede estar presente en cualquier lugar y entrar a una casa a través de un mueble, la ropa o una maleta.

La característica más relevante a la hora de diferenciar picaduras de chinches es que su acción es nocturna. En un primer momento, la lesión no produce dolor. Pueden pasar un par de días hasta que aparezcan las expresiones en la piel que sean visibles.

Además, las zonas afectadas con más frecuencia son los brazos, los hombros y el tórax. Otro aspecto típico es que las picaduras tienden a estar agrupadas, ya sea en líneas o en conglomerados. Como atacan por la noche, pueden asociarse a dificultad para dormir y sensación de angustia.

Estos parásitos son bastante difíciles de encontrar. Es importante revisar las sábanas, la ropa o la cama en sí, ya que son los lugares donde suelen estar. También se asocian a estancias en hoteles o albergues, por lo que un dato indicativo será si suceden durante las vacaciones.

La chinche de cama actúa de noche, a diferencia de otros insectos que no tienen horario fijo.

Quizá te interese: Remedios caseros para el dolor causado por picaduras de avispas

Las picaduras de pulgas

Las pulgas son insectos pequeños de los cuales se han descrito casi 1900 especies. Se reproducen de manera muy rápida, sobre todo si hay mascotas, como perros o gatos. Sin embargo, el no tener animales domésticos no excluye la presencia de las mismas, ya que pueden proceder del jardín.

Las picaduras de las pulgas se presentan en las piernas y en los tobillos. Esta es una de las diferencias con las chinches que, como hemos señalado, predominan en los brazos y en el tórax. Además, las pulgas pican en cualquier momento del día.

Mientras que las chinches tienden a ocupar la cama u otros sitios de descanso, no existe ningún lugar clave en la casa donde se acumulen las pulgas. Las lesiones que se producen están frecuentemente en línea o grupos de tres o cuatro.

Para diferenciar las picaduras, podemos fijarnos en la falta de inflamación y la presencia de un punto rojizo en el centro. Alrededor de ese punto hay un halo más rojo, pero el diámetro total es de pequeño tamaño.

Podría gustarte: Primeros auxilios para venenos y picaduras

Los mosquitos y sus lesiones

Las picaduras de mosquitos son las más habituales en cualquier ambiente veraniego. Del mismo modo, son las que se reconocen con mayor facilidad, ya que estos insectos son visibles e incluso audibles.

Las ronchas que producen suelen estar en los brazos o en las piernas. Además, aparecen poco después de que el mosquito haya picado en la piel. No siguen ningún patrón específico que determine su origen.

Son lesiones que se suelen inflamar bastante, enrojecidas y de mayor tamaño que las de chinches y pulgas. Los mosquitos son más activos a partir del atardecer y tienden a acudir a la luz. Por ello, se recomienda evitar las lámparas cuando se está en el campo o al aire libre.

Estos insectos entran por las ventanas y son muy molestos durante la noche. No obstante, hay formas de evitarlos, ya sea mediante mosquiteras, plantas que actúan como repelentes o ciertos productos corporales.

Perro con pulgas
Las pulgas están en los animales domésticos, pero esta no es la única fuente.

Cómo evitar y tratar las picaduras

El hecho de diferenciar las picaduras es interesante para poder encontrar la causa y erradicarla. Por ejemplo, en el caso de las chinches, es importante inspeccionar todos los sitios donde se puedan estar refugiando. Lo más frecuente es que estén en la cama o en el sofá. Se recomienda aplicar un insecticida en estas zonas una vez se haya encontrado el foco.

En el caso de las pulgas, lo que indica es tener especial atención con los animales domésticos. Aunque, como hemos mencionado, no son la única fuente. Sin embargo, desparasitar a las mascotas mejora su incidencia.

Para evitar las picaduras de mosquito, se pueden utilizar compuestos que contienen N-Dietil-Meta-Toluamida, una sustancia conocida como DEET. Según un estudio de la Revista de Dermatología Mexicana, es la más eficaz como repelente. No obstante, lo ideal es que consultes siempre con un profesional, ya que este tipo de productos tienen contraindicaciones.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *