Propiedades y beneficios del aceite de cáñamo

Los aceites de semillas y de plantas se están popularizando en la actualidad. Se ha descubierto que poseen propiedades que pueden resultar beneficiosas para la salud, por lo que incluirlos en la alimentación es positivo. Incluso de forma tópica podrían ocasionar efectos óptimos. A continuación vamos a hablarte, en concreto, del aceite de cáñamo.

Este producto se obtiene a partir de las semillas de la planta de Cannabis, aunque no presenta ningún tipo de efecto sobre el sistema nervioso central, como las hojas de la misma. Por este motivo, es seguro para la salud, con ciertos beneficios y propiedades nutricionales que lo convierten en un producto recomendable.

¿Qué es el aceite de cáñamo?

Como te comentamos, el aceite de cáñamo es una sustancia oleosa que se extrae de la planta Cannabis. A diferencia de otros productos derivados de la misma, el aceite no contiene THC, siendo esta la sustancia que genera efectos sobre el cerebro. Aún así, es posible encontrar una forma que sí contiene dicho neurotransmisor y que recibe el nombre de hash.

El aceite de cáñamo se utiliza desde la antigüedad debido a sus propiedades medicinales. Su contenido en nutrientes permite que sea útil para calmar o tratar ciertas dolencias, por lo que se trata de un producto recomendable para incluir en la dieta habitual.

Este derivado de la planta de Cannabis no posee efectos secundarios sobre el cerebro.

Beneficios del aceite de cáñamo

Vamos a exponerte los principales beneficios de la inclusión de este aceite en la alimentación, así como lo que opina la ciencia al respecto.

Mejora los problemas inflamatorios como la artritis

El aceite de cáñamo se caracteriza por su contenido en ácidos grasos de la serie omega 3. Estos lípidos han demostrado ser útiles en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias y reumáticas, ya que son capaces de bloquear de manera parcial las cascadas de inflamación del organismo, modulando dichos procesos.

Para saber más: Los efectos del omega 3 en el cerebro

Reduce el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares

Las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos suponen una de las primeras causas de muerte en los países desarrollados. Esto se debe a la mala alimentación y a la falta del ejercicio físico, constituyendo así factores de riesgo que, en conjunción, aumentan la mortalidad.

Por fortuna, existen alimentos que son capaces de reducir el riesgo de padecer dichas patologías, gracias a la acción de los nutrientes que contienen. De acuerdo con una investigación publicada en The Cochrane Database of Systematic Reviews, los ácidos omega 3 presentes en el aceite de cáñamo son capaces de actuar de forma protectora sobre el sistema cardiovascular, disminuyendo la incidencia de los accidentes mortales.

Es útil para tratar los problemas de la piel

En los tiempos que corren es habitual padecer problemas relacionados con la epidermis. Esto se debe a la contaminación, a los aditivos alimentarios y a las malas costumbres higiénicas, además de los factores genéticos.

De todos modos, existe evidencia suficiente sobre la acción beneficiosa del aceite de cáñamo a la hora de tratar esta clase de enfermedades cuando se utiliza de manera tópica. Es especialmente útil cuando el objetivo es reducir la sequedad, la picazón y la inflamación de la piel.

Incrementa la calidad del descanso

Existen algunos ensayos en la literatura actual que vinculan la ingesta de aceite de cáñamo con una mejor calidad del sueño y del descanso. Incluso, se podría utilizar dicho producto para reducir los niveles de ansiedad y para tratar el insomnio en la población pediátrica.

También te puede interesar: 10 beneficios de la melatonina

¿Cómo introducir el aceite de cáñamo en las rutinas?

En las farmacias o herboristerías se puede conseguir el aceite de cáñamo. Si bien no se suele utilizar dicho producto como el aceite de oliva, con fines culinarios, es posible sacarle partido de varias formas.

Si padeces de algún problema relacionado con la salud de la piel, te recomendamos que apliques un poco del aceite como loción tópica en la zona afectada, de manera diaria. De este modo, debería reducirse la quemazón y la hinchazón de manera progresiva. Si esto no ocurre así, lo mejor es que consultes con un médico.

También es factible consumir una pequeña cantidad de dicho aceite de manera diaria, vía oral. Incluso, es posible encontrar cápsulas con el líquido para facilitar la dosificación. Mediante esta práctica conseguirás beneficiarte de los efectos del producto sobre el sistema cardiovascular, sobre la inflamación y sobre la salud cerebral.

Aceite de cáñamo para la inflamación.
El efecto antiinflamatorio del aceite de cáñamo puede ser útil para enfermedades reumáticas.

El aceite de cáñamo: un producto por explorar

A pesar de que cada vez se conocen con un mayor grado de evidencia los efectos beneficiosos del aceite de cáñamo, todavía no es un producto habitual en las rutinas de la mayor parte de la población. Sin embargo, es útil para el tratamiento de varias dolencias. Por este motivo, te animamos a que lo pruebes.

Recuerda que es posible encontrarlo en farmacias en distintas formas de presentación. Elije la que más te convenza y comienza a utilizarlo de manera habitual.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *