¿Qué son las tinturas herbales y para qué se utilizan?

Las tinturas herbales, a menudo consideradas suplementos, son extractos de hierbas que se pueden realizar con un número reducido de ingredientes. En general, se necesita un poco de hierba, bien sea fresca o seca, y alcohol alimentario. Este último es el encargado de extraer los ingredientes activos de las plantas, de modo que se concentren como un líquido.

De acuerdo a un estudio publicado en The Novartis Foundation Series, algunas plantas pueden tener propiedades medicinales y provechosas para la salud, lo que ha hecho que extractos líquidos como las tinturas hayan existido durante milenios y sean fundamentales para la medicina tradicional. Te mostramos todo lo que debes saber al respecto.

¿En qué se diferencian del aceite esencial?

A pesar de que tanto las tinturas herbales como los aceites esenciales son usados como paliativos caseros de algunas enfermedades, existen diferencias tácitas entre ambas.

1. Su elaboración

El método para elaborar una tintura consiste en la maceración de la planta o algunas de sus partes en un elevado volumen de alcohol de calidad alimentaria por varias semanas. Transcurrido el tiempo, el alcohol absorbe las propiedades medicinales de la planta, su sabor y hasta su olor, como en el caso de la vainilla que usa para los postres.

Por su parte, la extracción de un aceite esencial se puede lograr a través de varias técnicas, como la destilación por vapor, el prensado, el rozamiento y, en caso de hacerlo por maceración, con el aceite vegetal. Estos procesos también preservan los principios activos de las plantas medicinales.

La extracción de aceites esenciales se vale de diversas técnicas que se adaptan a la planta en cuestión.

2. Su uso

Por sus componentes, la tintura resulta inofensiva al ser ingerida. Este extracto líquido se caracteriza por su sabor amargo. Por esta razón, no se ingiere con ligereza, sino con la ayuda de un gotero o una jeringa pequeña. La vía oral hace posible la absorción rápida de las propiedades de la tintura a través del torrente sanguíneo.

De este modo, se coloca el líquido debajo de la lengua, dejándolo allí por unos segundos para luego ser tragado. Se recomienda enjuagar la boca luego de esto. También puedes añadirlo a tus alimentos. La dosis precisa a tomar dependerá de varios factores, como la edad, la concentración del extracto y el peso.

Debido a que las partículas de los aceites esenciales alcanzan fácilmente las vías aéreas, por lo general se inhalan y de este modo llegan al torrente sanguíneo. La rapidez y efectividad dependerá de la intensidad con la que se inhalen las fragancias del aceite o de la saturación de oxígeno en el organismo.

Ahora, si lo que buscas es darte un masaje, debes considerar que los aceites esenciales de buena calidad tienen un nivel de concentración muy elevado, por lo que se deben rebajar con aceite vegetal al momento de ser usados de manera tópica. No se recomienda ingerirlos, ya que pueden resultar tóxicos.

¿Para qué son usadas las tinturas herbales?

Las tinturas herbales han resultados ser muy versátiles, gracias a que son múltiples las plantas que se pueden someter al proceso de maceración. Los beneficios dependerán de las propiedades de cada una. Se utilizan en ámbitos culinarios (saborizantes para postres o bebidas) o con exclusivo uso medicinal.

Algunas ideas para intentar

Si buscas aprovechar las propiedades de las plantas medicinales por medio de las tinturas, pero eres nuevo en este asunto, intenta usando extracto de plantas conocidas. Presta atención a los síntomas que presentas luego de ingerir este remedio natural.

Según estudios, las plantas más comunes que se usan para tinturas y podrían ser beneficiosas para la salud son las siguientes:

  • Raíz de ajo: de acuerdo a un análisis, el ajo es eficiente para reducir el colesterol malo y el colesterol total cuando es usado por más de dos meses. Sin embargo, aún falta más investigación que logre soportar tal hipótesis.
  • Flor de manzanilla: sirve para reducir la inflamación, calmar la ansiedad y curar heridas, de acuerdo a un estudio publicado en Molecular Medicine Reports.
  • Raíz de valeriana: aunque no hay estudios concluyentes, se cree que la valeriana puede ayudar a conciliar el sueño.
  • Jengibre en raíz: una investigación publicada en Obstetrics & Gynecology sugiere que disminuye las náuseas y los vómitos producidos durante el embarazo.
  • Hoja de la matricaria: desde hace tiempo las personas han usado la matricaria para bajar la fiebre. También existe una creencia popular de que la planta sirve para tratar la artritis y prevenir la migraña, sin embargo, no hay estudios concluyentes que puedan aseverar tal hipótesis. Hay investigaciones que sí sugieren que podría tener potencial para tratar el dolor y la rosácea.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *