EEUU registró 3.927 muertes por covid-19 en las últimas


Visitas :
108

EEUU registró 3.927 muertes por covid-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia

El balance provisional de fallecidos -341.845- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 víctimas fatales a causa de la pandemia.

Estados Unidos alcanzó este miércoles los 19.715.899 casos confirmados y los 341.845 fallecidos por la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20:00 hora local es de 3.927 muertes más que el martes y de 189.671 nuevos contagios.

El estado de Nueva York sigue como el más golpeado del país por la pandemia con 37.868 muertos, seguido por Texas (27.895), California (25.357), Florida (21.550) y Nueva Jersey (19.109).

Otros estados con un gran número de muertos son Illinois (17.811), Pensilvania (15.780), Michigan (13.018), Massachusetts (12.338) y Georgia (10.846).

En cuanto a contagios, California suma 2.267.290, le sigue Texas con 1.759.036, tercero es Florida con 1.306.123, Nueva York es cuarto con 998.524 e Illinois quinto con 955.380.

El balance provisional de fallecidos -341.845- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que cuando Trump abandone el poder el próximo 20 de enero habrán muerto 420.000 personas y para el 1 de abril 560.000.

En una reunión informativa para la prensa este miércoles, autoridades de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) coincidieron en que es probable que al menos una de las dos o más variantes nuevas del coronavirus se haya propagado entre la población en Estados Unidos pero también advirtieron que es poco probable que tengan mucho impacto en la eficacia de la vacuna o en las precauciones estándar.

El primer caso reportado en Estados Unidos de la “cepa británica” altamente transmisible fue confirmado el martes en un hombre de Colorado sin historial de viajes y se calcula que esta variante ha estado circulando allí desde septiembre de 2020.

Una persona se somete a una prueba de covid-19 en Hayward, California
Una persona se somete a una prueba de covid-19 en Hayward, California
Estudios señalan que otra variante surgió en Sudáfrica de forma independiente y que ahora se estaría extendiendo internacionalmente, y que Nigeria, el país más poblado de África, detectó otra cepa en su territorio. Pero ninguna de estas dos ha sido descubierta aún en los Estados Unidos.

“Esperamos ver surgir nuevas variantes con el tiempo”, dijo Henry Walke, director de incidentes de covid-19 de los CDC, durante la conferencia de prensa de este miércoles, según informó el portal MedPage Today.

Y Gregory Armstrong, director del Programa de Detección Molecular Avanzada de los CDC, advirtió que es muy difícil saber exactamente cuántas variantes han surgido hasta ahora, porque depende de cómo se establezca el umbral de cuán diferente debe ser un virus para representar una variante.

Los funcionarios remarcaron que el gobierno de EEUU ha estado trabajando en un sistema de vigilancia de cepas desde noviembre con dos laboratorios nacionales para determinar la penetración de las variantes recién identificadas y que se esperan los resultados de esa investigación en los próximos días.

Por otro lado aún no se puede saber con certeza qué tan bien funcionarán las vacunas y otros tratamientos contra estas variantes. “Sin embargo, por lo que sabemos por la experiencia con esta mutación y otras mutaciones es poco probable que tenga un gran impacto en la inmunidad inducida por vacunas o en la inmunidad existente de cepas anteriores”, dijo Armstrong.

“Los expertos están generalmente de acuerdo en que es poco probable que mutaciones como ésta causen un gran impacto en su neutralización”, afirmó Armstrong. Y añadió: “Puede causar un pequeño impacto, pero hay que tener en cuenta que es probable que la cantidad de inmunidad inducida ya sea por una infección natural o por una vacuna sea lo suficientemente grande como para que un título ligeramente disminuido no tenga ningún efecto notable”.

(Con información de EFE)

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *