La señal bursátil que hace temblar al sector tecnológico y que puede anticipar más caídas

Visitas : 126

Wall Street ha entrado en modo cuarentena después de que el sector tecnológico haya dado paso a los descensos. Por eso, muchos analistas empiezan a preguntarse si ahora viene una corrección que limpiará parte de las ganancias acumuladas de las grandes tecnológicas, que hasta ahora se han aprovechado de los avances tecnológicos y digitales derivados de la pandemia del COVID-19.

Wall Street frena el impulso alcista. Especialmente, el sector tecnológico.

Pese a que desde finales de marzo el S&P 500, índice de referencia de Wall Street, ha subido más de un 50% gracias a los avances de títulos como Amazon, Apple o Microsoft, el hambre bajista parece que ha vuelto a posarse sobre el parqué neoyorkino. Un sentimiento más adverso que responde a las desorbitadas rentabilidades de las acciones tecnológicas y a un retorno de la volatilidad.

“Hay que pensar en la gran cantidad de riesgos que el mercado ha estado ignorando durante los últimos meses”, expone Emily Roland, codirectora de estrategia de renta variable de John Hancock Investment Management en una nota dirigida a sus clientes. “Estamos a 60 días de las elecciones y esa fecha puede comenzar a asustar a los inversores”, afirma la experta.

“Mirando los datos de la actualidad, el mercado ha tenido la capacidad de subir más y no ha prestado atención a un entorno macro que, si bien es cierto que está mejorando, lo cual es alentador, sigue siendo frágil”, añade.

Las dudas han vuelto. Por eso, muchos analistas empiezan a preguntarse si ahora viene una corrección que limpiará parte de las ganancias acumuladas de las grandes tecnológicas, que hasta ahora se han aprovechado de los avances tecnológicos y digitales derivados de la pandemia del COVID-19.

Los títulos de gran capitalización estadounidenses, conocidos como FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) habían resistido hasta ahora la embestida de la volatilidad. No obstante, parece que el escenario se ha torcido en las últimas jornadas en su contra si se atienden a algunos datos.

En este sentido, los precios de los activos podrían estar frente a la antesala de un fuerte colapso que se conoce como un “momento Minsky”, para volver a poner a prueba los mínimos vistos por última vez en marzo, tal y como indica en la CNBC Ron William, estratega de mercados y fundador de RW Advisory.

Este fenómeno, que lleva el nombre del economista Hyman Minsky, se refiere a un descenso repentino en la bolsa después de un rally alcista insostenible, que en este caso podría verse impulsado por el escenario del crédito fácil, ocasionado por las medidas de estímulos fiscales y monetarios sin precedentes.

La activación de la señal preocupante para el sector tecnológico
Por el contrario, el problema para Wall Street y las grandes del Nasdaq en particular podría ser aún mayor, según informaban tanto la CNN como la CNBC, ya que parece que se ha activado una señal preocupante para los grandes jugadores tecnológicos. Una especie de aviso a navegantes que podría sugerir que van a llegar turbulencias a partir de ahora.

El índice VIX, que mide la volatilidad –o el miedo– en las bolsas, normalmente se encuentra en niveles mínimos cuando el mercado estadounidense ronda los máximos históricos. Sin embargo, algunos analistas han mostrado su preocupación en los últimos días porque este medidor ha estado subiendo, incluso cuando el S&P 500 tocó nuevas cifras de récord.

De hecho, el VIX alcanzó su nivel más alto en el S&P 500, según Bespoke Investment Group y Goldman Sachs. Los máximos anteriores se observaron en marzo del 2000 durante la burbuja de las puntocom.

“Es una señal de alerta importante”, explica a la CNN Daryl Jones, director de análisis de Hedgeye Risk Management. “El mercado está en un punto de mucho riesgo, lo cual abre las probabilidades de que se produzcan más caídas”, añade.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Por su parte, Jim Bianco, presidente de Bianco Research, coincide con esta visión en su aparición en la CNBC. “La volatilidad suele bajar cuando las acciones suben, porque los inversores, pero ese patrón se ha roto”, advierte.

“Cuando los precios suben de una manera preocupante y el mercado está desajustado con una mayor volatilidad, es insostenible y se tiene que producir una corrección”, anticipa Bianco.

Pero no solo es el VIX. Hay otro medidor del clima volátil que puede prever más caídas a corto plazo de Apple o Tesla, que recientemente han acometido un split sobre sus acciones. Y es que el índice de volatilidad CBOE Nasdaq, que rastrea la volatilidad de las opciones en el Nasdaq 100, ha aumentado alrededor de un 50% en las últimas 3 semanas, tras haber avanzado en un rango estable desde mediados de mayo, según informa Business Insider. El índice subió por última vez un 10% hasta el nivel de 40,44, marcando un máximo de casi 2 meses.

Lo que es inusual es que el índice de volatilidad Nasdaq está aumentando junto con el índice subyacente. Esto podría poner de relieve que, a pesar de que los inversores se sienten satisfechos de comprar cualquier cosa, desde Tesla, hasta Apple o Facebook, no les preocupa un cambio de rumbo en el sector tecnológico.

Además, el mercado de opciones también muestra que los inversores están apostando fuertemente por más subidas en el precio de las acciones de Tesla. Los datos evidencian que la posición más grande, medida por el interés abierto, es en opciones de compra que le dan a su tenedor el derecho a comprar acciones de la automovilística a 500 dólares la acción.

“Es lógico que en las firmas tecnológicas se aprecie una corrección sobre los niveles tan elevados que habían acumulado con el retorno de la volatilidad, pero la realidad es que con una perspectiva de largo plazo el crecimiento de estos valores no se ve trastocado”, concluyen desde Goldman Sachs en un informe.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *